El mal y el hombre


Un día el mal decidió excavar un agujero en un camino muy transitado.
Un hombre que pasaba le preguntó:
¿Qué está haciendo amigo?
Estoy excavando un agujero en este camino para llevar conmigo a todos los que caigan en él. Primero he dejado que los hombres se acostumbren a transitar por el. Con paciencia he ido excavando el agujero y ahora lo cubriré con ramas. Los hombres confiados no dudarán, pasarán, y … ya sabe lo que pasará.
¿Qué buena táctica?
¡Gracias! soy el mal y siempre estoy buscando nuevas formas de atraer a las personas hacia mi.

 

BE5EE52F420F4F22_3677_0[1]

 

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .