Aceptación


El sacerdote preguntó a una feligresa que lloraba en el banco de la Iglesia, -¿Qué te ocurre para llorar así?
“… … estoy enfadada con Dios, acabo de saber que tengo una enfermedad y Él no lo ha evitado”
-Te equivocas, Dios no quiere que enfermes, desea lo mejor para ti y para todos. Pero con nuestra forma de vivir y pensamientos negativos continuos nos rodeamos de dolor y atraemos la enfermedad.
Aceptar la enfermedad y buscar la ayuda necesaria que Dios pone a nuestra disposición a través de la ciencia, es deber de todo cristiano.
Tiene salud la persona que vive unida a Dios. La que acepta su forma de vida, tiene una actitud positiva ante la misma y siente que Dios mora en su interior.
Todos tenemos la obligación de sacar hacia fuera el amor, la fortaleza y todos los dones que Dios pone en nuestro interior para poder sanarnos y compartirlos con nuestros semejantes.
Recuerda esta máxima: “cuando yo me ayudo, mi vida cambia”.
La mujer reflexionó, aceptó su enfermedad, buscó ayuda y cambió su actitud. Desde ese momento empezó a mejorar.

Mariloli Ruinervo

 

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .