Análisis transaccional


Es un método para establecer mejores relaciones.

El Psiquiatra estadounidense Eric Berne (1910-1970) combinó la metodología práctica de la Psicología Humanista con la Terapia Conductista.

El resultado de su trabajo fue un tipo de Psicoterapia que podrían explicar de forma sencilla el desarrollo del individuo. Fue una terapia novedosa .

Según Berne, la personalidad de cada persona esta integrada por tres facetas del yo: un padre, un adulto y un niño. Cada uno tienen su propia forma de sentir, pensar y actuar.

-El padre es el aspecto que vigila y protege. Intenta educar y controlar al individuo y a quienes lo rodean. Está constituido por las actitudes y valores que aprendemos de figuras con autoridad: nuestros padres, nuestros profesores. Estos influyen en nosotros en la más temprana edad y a los que de forma inconsciente tendemos a imitar.

-El adulto se ocupa del acontecer diario de la vida y del mundo interior de la persona. Nos ayuda a pensar, analizar la información que vamos a procesar y a tomar las decisiones.

Es como un ordenador que registra y organiza los datos de la realidad y de nosotros mismos.

-El niño es la parte compleja de la personalidad integrada por recuerdos y experiencias vividas que influyen significativamente en nuestra manera de pensar y en los actos que realizamos.

El niño tiene dos aspectos:el natural y el adaptado. Es primero nos proporciona alegría, creatividad, intimidad interpersonal y la capacidad de jugar, así como la necesidad de amar, tener seguridad y comodidad.

El segundo está formado por las estrategias que desarrollamos cuando somos niños para poder enfrentarnos a los adultos y que todavía usamos para relacionarnos con los demás.

El niño adaptado nos permite cooperar y participar en grupos, pero también manifestarnos de forma rebelde o de forma retraída.

Para el análisis Transaccional la personalidad sana es aquella en las que las tres facetas se concilian. Según Berne muchos problemas emocionales se deben a que las personas establecemos transacciones repetitivas y destructivas que hacen aflorar las facetas del padre y del niño, pero siempre desde reacciones negativas.

Este tipo de terapia va muy bien para las personas inseguras, con baja autoestima, para aquellas que se subestiman o estropean sus relaciones interpersonales, también para las que actúan como si fuesen sus propios enemigos.

Para recibir terapia hay que buscar un terapeuta adecuado que nos ayude a conciliar en nuestra vida las tres facetas.

002O050WhJ9

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Galería | Esta entrada fue publicada en CON MI MOCHILA AL HOMBRO y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s