Ejercicio:Toma conciencia de tu cuerpo


Este ejercicio sirve para tomar conciencia de nuestro cuerpo y del espacio que ocupamos.

Vete a tu habitación y échate en la cama, también puedes hacerlo tendida/o sobre la arena de la playa, sobre la hierba del jardín o del campo.

Toma conciencia del lugar en el que te encuentras.

Cierra los ojos y lentamente vas inspirando, te paras unos segundos y a continuación expiras.

En cada expiración vas a ir relajando tu cuerpo, empezando por una de las piernas y terminando en la cabeza.

No corras, hazlo despacio, sintiendo como tu cuerpo poco a poco va entrado en un estado de quietud, de serenidad. ¡Disfrútalo!

Ahora cuando la serenidad es nuestra compañera, intenta visualizarte tendido/a en la cama o en el lugar donde te encuentres.

Imagina que tienes un lápiz de color rojo, empiezas a dibujar tu figura desde los genitales, la parte interior del muslo izquierdo, sigue por la pierna y pasa por el pie hasta la parte exterior de la pierna, sube por el muslo, continua hacia la cadera, cintura, el contorno del torso, parte interior del brazo izquierdo, mano y parte exterior del brazo izquierdo, hombro, cuello y cabeza, ahora bajamos por el cuello, brazo derecho, mano, interior del brazo derecho, torso, cintura, cadera, exterior del muslo derecho, pierna derecha, pie, interior de pierna derecha y unimos el dibujo justo debajo de los genitales,

tal como empezamos.

Quédate unos segundos así, ahora te levantas y observas las proporciones de tu figura, ¿Cómo es? ¿Cuánto espacio ocupas?…

Familiarízate con tu figura.

Ahora vuelve a tumbarte dentro del dibujo, ¿Qué sientes? intenta visualizarte dentro del contorno que has pintado, toma conciencia de tu cuerpo, de tu espacio, de tú, siéntelo.

Disfruta de ese contacto personal con tu espacio, recréate.

Cuando lo desees, vuelve al ritmo de la respiración y empiezas sin prisas a mover tus pies, tus manos y poco a poco vas saliendo de esta serenidad.

Intenta mantenerte siempre en este estado de paz y tranquilidad.

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en EL PLACER DE MEDITAR y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s