Cambiar lo negativo


Busca un lugar tranquilo, encuentra la posición en la que estés más cómoda/o, ya… empiezas a inspirar por la nariz, lentamente, siente tus pulmones llenos de aire, ahora muy despacio empiezas a soltar también por la nariz, hazlo varias veces y en cada expiración ve relajando tu cuerpo poco a poco.

Si quieres detente en la pausa que existe entre inspirar y espirar, no te detengas demasiado solo el tiempo justo, tomarás conciencia de que es un tiempo “muerto”, en la pausa todo se detiene, sólo hay quietud, escucha, porque esta quietud te ayuda a conocer mejor tu cuerpo, sus latidos …

Tienes tu cuerpo relajado, ahora intenta visualizarte, no lo fuerces, tiene que surgir, no te preocupes si las primeras veces no lo consigues, es cuestión de práctica.

Cuando logres visualizarte presta atención a lo negativo que hay en tí, pero no te enojes, sólo míralo como lo que es, ahora imagínate en un lugar que te guste, puede ser el campo, la playa, la montaña, el lugar en que te encuentres bien.

Visualízate en positivo, imaginas que lo negativo se lo ha llevado una ola, los has enterrado en un hoyo, el aire se lo ha llevado… no te agobies, sólo imagina y sientes que lo negativo, lo que te hacia sentir incómoda/o ya no está contigo, has cambiado lo negativo por lo positivo.

Siéntete llena/o de energía positiva, de alegría, has cambiado aquella actitud negativa por una positiva, ahora sólo tiene que mantenerte en ella, disfrutarla.

Cuando te sientas seguro/a de estar lleno de esa energía positiva, vuelves a inspirar lentamente y a expirar, hazlo sin prisas, oxigenando tu cuerpo, cuando lo creas necesario vuelves a tu respiración normal, ve saliendo de este estado de relajación, pero intenta no perder la quietud, la tranquilidad, la serenidad, haz que sea tu forma de vida.

Recuerda que vivir en serenidad es prolongar tu vida.

 

namaste

Anuncios

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en EL PLACER DE MEDITAR y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s