FIDELIDAD


Una pareja no tenia hijos y decidió comprarse un perro.

Eligieron un pequeño pastor alemán, lo criaron con amor.

El animal le demostraba su amor cuidándolos y protegiéndolos.

Pasado algún tiempo, la pareja tuvo un hijo y relegaron al perro, éste empezó a tener celos del bebé.

Un día hicieron una barbacoa con los amigos y dejaron al niño solo en su habitación.

El perro que jugaba en el jardín, desapareció de momento y al rato apareció corriendo escaleras abajo con la boca ensangrentada.

El dueño pensó lo peor y sin dudar un segundo cogió la escopeta de caza y mató al perro en el acto.

Después fue corriendo al cuarto de su hijo, temiendo lo peor, cuando abrió la puerta se quedó perplejo, encontró al niño en su cuna pataleando y riendo.

En el suelo, al lado de la cuna yacía una serpiente degollada.

El dueño comprendiendo lo que había sucedido, comenzó a llorar amargamente y a pedir perdón a su perro que había sido fiel en todo momento.

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .