El pescador


Cuentan que un día, bien temprano, salió un pescador a pescar con mucho ánimo, ya que presentía que pescaría mucho. Tenia todas las condiciones perfectas para una gran pesca. Sobre su bote, comenzó a remar y, no muy lejos de la orilla, lanzó el ancla.

Acto seguido, comenzó la pesca. A pocos metros, una persona iba viendo lo que hacia. Esta persona notó que cuando el pescador cogía un pez, lo medía y decía:

– “este mide 15 centímetros”,

lo colocaba en su cesta y seguía pescando.

El observador notó que el próximo pez que sacó era bien grade, así que se sorprendió cuando el pescador dijo:

-“¡Este mide mucho!”, e inmediatamente lo devolvió al agua. Este patrón fue

repetido en varias ocasiones. Sorprendido, el espectador le gritó desde la orilla:

-“He visto que ha tenido muy buena pesca, pero he notado que los peces bien grandes los devuelve al agua, ¿por qué siendo tan grandes los devuelve y no hace esto con los de menor medida?.

El pescador le dijo,

-” lo que sucede es que los peces grandes no caben en mi sartén que sólo mide 16 centímetros”…

 

Acerca de El Taller de la Serenidad "Locus Serenitatis"

Aprendiz de todo y maestra de nada en constante evolución. Aprendo, practico y comparto. Conocerse a sí mismo es el mayor saber. Galileo Galilei
Esta entrada fue publicada en SOLO UN MINUTO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Muchas gracias por su aportación. Un cordial saludo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .